Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

viernes, 26 de junio de 2009

Fantômas, la amenaza elegante.


-->
Últimamente he estado bastante entretenido hilvanando el capítulo introductorio para un libro que la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Gijón, va a publicar con motivo de la próxima edición —y ya van once, si sé contar— del irreductible festival cinematográfico ¡Peor… Imposible!.
El libro se centrará en el Cine de género europeo de los años 60-70, y en él podréis encontrar artículos de Carlos Aguilar, Antonio José Navarro, Tomás Fernández Valentí, Ramón Freixas, Joan Bassa, Pablo Herranz, Pablo Fernández, Alfredo Lara...
Si la vejez tiene una ventaja, es la de poder hablar de lo que has vivido… ¡y aquello a lo que has sobrevivido! Y en lo referente a las pelis de Hércules, Sabata o Diabolik, ha sido un placer revivir lo vivido.
No sólo soy un acumulador de recuerdos, más o menos falseados por mi desmemoria; también peco de acumular material totémico —más de 20.000 carteles de cine; 9.462 comic-books o 29 años, cumplidos este mayo, fiel a la revista Fotogramas son prueba viva de ello—. Factor acumulativo que preocupaba a mi madre por su componente excesivo: guardo, repetido y completo por dos veces, el álbum de cromos original de La guerra de las galaxias, o versiones de la película Laura de Otto Preminger en ediciones betamax, vhs, dvd y coleccionista.
Como resulta de la escritura del capítulo para el libro, mi casa —recién ordenada esta primavera— vuelve a estar más embrollada que las memorias de un mentiroso.
Revistas por aquí, libros por allí… esto del desorden suena muy bien en las canciones en la sombra de Mecano, ¡pero no cuando para acostarte en tu cama tienes que enfrentarte a todo un batallón de caballería del fuerte de Comansi! Con la excusa de la escritura he pasado revista a gran parte del material que guardo de la época —¿cuándo tiraré las entradas para la sesión vermut de los inexistentes cines Robledo, FAC o Arango?— y revisionado películas que creí que no tenía —mañana le toca a Rojo oscuro (1975, Darío Argento)—.
Placeres aparte, para lo que a uno le pagan es para escribir un texto. Así que venciendo mi tendencia natural al “¿Quizás debería verlo todo antes de escribir un poco?”, cogí y me puse a garabatear. Una dificultad del capítulo —a día de hoy ya acabado, y del que me siento bastante satisfecho— fue acomodar lo escrito a la extensión pedida.
Por un puñado de palabras, no he duplicado la extensión máxima indicada. Y, como bien sabemos los escritores de encargo, la muerte de nuestros textos tiene un precio: no el que nuestro artículo sea bueno, feo o malo, si no que peque de largo. El cortar mi escrito ha sido un trabajo digno del Hércules más kolossal.
Por otro lado, Susan —autora de algunas de las lecturas más entretenidas en mi reducida blogosfera— ha realizado un comentario sobre un cartel publicitario de un serial sobre Fantômas que he colgado en este blog. ¡Y en mi efervescencia pop, con el archienemigo del Inspector Juve me puse a soñar!
Por desgracia, no soy Julio Cortazar. No sólo carezco de su capacidad para hermanar palabras y huellas, si no que no poseo la sensibilidad social que le llevó a usar a este personaje en su denuncia de la situación que atravesaban los derechos humanos en América del Sur.
Lo mío es, básicamente, vampirizar vidas ajenas.
Por eso, os acerco este homenaje pop que la editorial mejicana Novaro rindió al personaje de Marcel Allain y Pierre Souvestre. Homenaje que al igual que mis palabras, no por producirse a destiempo —las viñetas datan de 1980—se hizo a deshora.







Por desgracia, ha muerto Michael Jackson. Pero, creo que aún no lo he asimilado…
©Nino Ortea Gijón, 26-VI-09

4 comentarios:

  1. Lo que te pasa con ese libro te pasa con todo. Tu problema es que te exiges demasiado Nino y que tambien nos exiges demasiado

    ResponderEliminar
  2. La Amenaza Elegante! Es un comic genial, aquí en México definitivamente un personaje muy popular. Estoy de acuerdo con THX. Por cierto, gracias por las porras Nino, pero creo que la que tiene envidia soy yo. Me gustaría un trabajo como el tuyo. Me lo tengo que conseguir...

    Saludos clásicos.

    ResponderEliminar
  3. Verás, mi inestimado Anónimo, ¿o quizás seas seas de los de la cofradía de los anodinos?
    Si crees que pediros que dejéis un mote o palabro que os identifique y me permita dirigiros a vosotros, es ser exigente, pues ¿qué pensarías de mis pellejuditas que me demandan que olvide su nombre cuando las veo en público?
    Jo, soy feo, pero no es para tanto.

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas, Susan:
    Bienvenida a este inframundo donde a falta de tu soñado Anubis, te saluda el pesadillesco iNino.
    En España, los tebeos de Novaro en todas sus versiones fueron muy conocidos. El problema fue que sus colecciones no llegaban de forma regular (al menos a las cuidades edianas) lo que dificultaba su lectura. Aún atesoro, los tebeos de Tarzán, Domingos alegres, Batman... ¡El tomo de Supermán en tapa dura con prólogo de Javier coma que se edito con motivo de la película!
    Los cómics de Fantômas que se publicaron en al serie Colibrí, la pequeña, son auténtico material de coleccionista. a mí me han ofrecido bastante por ellos.
    Creo que luego, la editorail Vid publicó más cosas de Fantômas. Pero no he leído nada.
    ¿Te gsutaría tener mi trabajo? ¡Pero si soy donante de pelo! ¡Por eso llevo años calvo!
    ¿No preferirías ser diseñadora de pirámides?
    Yo, para mi próxima reencarnación, me he pedido trabajar de maquillador corporal para Victoria Secret's.
    Me pasarái el día en un suspiro...
    Cuídate

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.