Ven y enloquece

Ven y enloquece
Nada ha sido probado

domingo, 21 de junio de 2009

Hoy salgo en la tele I


-->
—¡Chita! ¿Qué haces, monina?
—¿Tú qué crees, pedazo gorila? Ordenando este desorden… ¡Qué sea la última vez que Godzilla y tú os ponéis a revivir en el salón daikaiju vuestras batallitas urbanas!
—Pero, Chi, cariño… si nosotros sólo q
—¡Vosotros sólo sois un par de pesados descomunales! En cuanto tomáis un danoNino de más, os da por exaltar vuestra amistad y revivir los viejos momentos.
¡Y al final soy yo la que tiene que pasarse la tarde de domingo recogiendo las piezas de Exín castillos y los airganboys!
¡Que sea la última vez!
—Pero… Cuchi-cuchi. Echamos de menos nuestro pasado demoledor.
Luego, si te digo que voy a entretenerme reduciendo reductos como Oviedo, vas y te pones hecha una fiera!
—Te tengo dicho, que Oviedo mete miedo.
Está lleno de porteros bocazas, a los que seguro que además de meterles goles os ponéis a meterles otras cosas. Tú sitio está en Gijón, donde te han erigido un elogioso trono.










—Sí, ¡Gijón mola un **jón!
Por eso, ya que no quieres que mamporreemos carbayones, ¿Qué más te da si disfrutamos un poco?
—¡Jah! ¿Te atreves a decirme a mí que un poco?
Por si no lo sabe el señor, mientras dormías la mona han venido Goliath y Judith, la mujer barbuda. Dicen que montasteis tanto jambuelo, que sin depilarse se les cayó todo el pelo.
Y ya sabes que desde vuestra última rememoración, Oliver y Benji dejaron de ser los magos del balón, y siempre nos dejan en fuera de juego.
—¡Bahh, tontina! Es por envidia. Nos ven tan felices que desean comer nuestras perdices. ¡Anda, ven pa ki!
—No, que me duele la cabeza.
Además, no te has duchado…
¡Y no quiero que en mitad del glin-glin se me clave una pieza de lego en la espalda, so lelo!
—Esto… No, verás. Es que quiero que me expliques cómo funciona la tele nueva que comprase aprovechando las ofertas de Las 7 eras de lodo, de El tajo skulnés.
—¿Que te lo explique? ¡¿Quién te mandó decirle al técnico cuando se ofreció a asesorarte que SÓLO te tendría que dar explicaciones si hubiera dejado embarazada a nuestra hija?!
–Bueno, yo… ¿Es que nos cobraba 15 piedrodólares por la instalación!
—Ya. ¡Pero ésa no es razón para que lo mandaras al otro extremo de la isla de un hipogritohuracanado!
—¡No, Chita, no! Lo hice por que te miró muy tarzanesco.
¡Y antes me espeto de cabeza desde un rascacielos, que dejo que te falten al respeto!
—¿Qué cosas tienes, Konguito! Pero, no, ¡no voy! Que luego van a venir Cenicienta y sus hermanastras a enseñarme unos zapatos. Y si Cenicienta ve algo sucio, cree que la quiero poner a barrer y me da calabazas.

8 comentarios:

  1. Muy buenas, David:
    En mi opinión, Jackson pretende revindicarse con la primera hora de la película como un director de cine más allá del género de aventuras. Probablemente, ése fue su error: al igual que Kong, confió en que la gente no lo prejuzgaría y que su valía lo protegería.
    Me temo que la peli, vista con anuncios, sea excesiva. En su momento, su duración perjudicó su explotación comercial al reducirla a 3 pases muy difíciles de cuadrar; y además, no es una película de un tono definido pues alterna sensibilidad con crudeza y eso descoloca.

    Como película me gusta la de Jackson, como icono el de Cooper.
    Jar!!

    ResponderEliminar
  2. el espiritu que anda22 de junio de 2009, 20:26

    Yo no puedo verlo, estoy enganchado a los videntes que salen en telegijon (o lo que sea eso).
    Son sublimes, sobre todo un maric... GAY. que sale de noche. Son a la televisiòn lo que Ed Wood al cine; Nino, sabes que yo no te engaño...imprescindibles.
    -pa tesis doctoral de Pepe Colubi....
    El freakismo elevado a cotas incomensurables

    ResponderEliminar
  3. el espiritu que anda22 de junio de 2009, 20:39

    Ya te contesto yo Susan, Nino, vio "gorilas en la niebla" y se sintiò atraido hacia el proyecto vital de los gorilas de montaña, pero no le acababa de convencer como compañera antropoide Sigourney Weber, entoces viò King Kong donde salia la incomensurable Naomi y ya centrò todas sus espectativas vitales JAR

    ResponderEliminar
  4. Chaboin sos un groso loco te re pasaste con todos esos posts!!!
    Mire este video que esta muy bueno
    http://www.taringa.net/posts/humor/1487826/King-Kong-Canta-(videito!).html

    ResponderEliminar
  5. ¡Va de retro, Espirituoso!
    ¿Qué haceís vos viendo a un mago aceitoso?
    Tened, un cuidado portentoso
    No os eche un maleficio bujarroso.

    Acordaros del melenudo Ninin
    Que nontado en su rocín
    Presumía de pelín
    y ahora usa peluquín.

    La culpa es de un adivino,
    De un nenaza divino
    Que maldijo al buen Nino
    Por no jugar al ¿te enpino?

    Tened cuidado, tened
    Y ese canal ved.
    Que para ver a Kincón
    Se basta y sobra Ninón.

    ResponderEliminar
  6. Mi tigresa Susan:
    Este tigretón, a falta de pastelito ya explicó en un escrito http://venyenloquece.blogspot.com/2008/11/kong-005.html
    la causa de su pasión por el gorilito.
    (nota a los lectores foráneos: en España se comercializa un pastel industrial llamado Tigretón. Ahora, seguimos con nuestro patrocinador )
    Lo que te cuenta Espirituoso no es cierto, lo cual no significa que sea falso. Es una gran alternativa a mi historia manida: Kong era feliz en su mundo, fueron los otros los que llevaron el Mal a su paraiso perdido donde reinaba a la fuerza. De ser el monstruo que cuentan, habría roto la empalizada que “protegía” a los indígenas mucho antes.

    Además, a mi Sigourney Weaver siempre me ha parecido una mujer muy atractiva.
    Bueno, voy para mi jungla.
    A transformarme.
    Shazam!

    ResponderEliminar
  7. Me ha parecido genial la transformación del Empire State en un solar. Aferrarse puede ser dañino para la salud. Pero bueno, la terquedad con medida se llama voluntad. Esa no debe perderse.

    Saludos rayados. Anaranjados. Solitarios.

    ResponderEliminar
  8. Perdona, Chaboin, ayer aún no había visto tu página.
    Muy bueno lo de Kong cantando en plan castrati. Pero, yo que tú procuraría que El gran simio no se entere, es pelín pumba-pumba con su hombría.
    A cuidarse

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.