Ven y enloquece

Ven y enloquece
Nada ha sido probado

jueves, 30 de abril de 2015

Tomándole el pulso a los Jueves



Este jueves son Lois y Clark quienes, a través de su blog The Daily Planet Bloggers, nos proponen un nuevo tema para un relato en 350 palabras: “Tomándole el pulso a los Jueves”.






Gracias por vuestra inspiración, Lois y Clark.







Tomándole el pulso a los Jueves 349



Me gustan los jueves, ya que visten de gala mi ánimo. Mi gusto juevero resulta del placer que me produce la compañía de mis compañeros del grupo Este jueves: un relato; mi engalanimarme se debe a que al cuidar el aspecto de este blog pretendo trasmitir el aprecio que me merecen mis acompañantes.


Antes de participar en esta iniciativa, era un descreído en la creación compartida. No le veía ningún sentido a escribir al dictado de ideas ajenas, ya que me creía sobrado de imágenes propias.

Fue gracias a la incensurable Verónica que supe de la existencia de esta comuna de iguales. Leía los textos de mi admirada y me maravillaba con todos; pero notaba un encanto especial en los inspirados por los jueves, que ella, siempre muy suya, solía publicar de miércoles. Sin embargo, no participé en ninguna convocatoria: carezco de espíritu gregario y suelo confundir la individualidad con independencia.


No fue hasta una propuesta onírica compartida por El Demiurgo que me animé a participar. Desde entonces lo hago con asiduidad; y siempre que lo hago, disfruto y aprendo. Ya con mi primer aporte aprendí que al ser uno más no dejaba de ser distinto: mis compañeros me aceptaban como un igual ya que la nuestra es una unión, no una amalgama.


Desde que soy juevero ha mejorado mi cibervida: me he vuelto más sociable, más abierto, más crédulo en la inocencia de la ilusión compartida. Fuera de los bits y los bytes, mi vida también ha salido ganando: es pensar en los jueves y sonreír, engalanó mi ánimo con las intenciones más optimistas y procuro prolongar el placer juevenil al empezar a preparar mis relatos de martes. Los visto despacio, disfruto al elegir con esmero las palabras que lucirán en cada ocasión. Lo mismo que cuido mi aspecto de cara a una cita sugerente, cuido la presencia de mis relatos jueveros.


Gracias a mis compañeros jueveros por su compañía, que me anima a cuidarme en estos tiempos crueles para la autoestima. Gracias por acariciar mi ánimo con sus palabras y estimular mi imaginación con su ingenio.

lunes, 27 de abril de 2015

Consejo a los jóvenes de corazón: Temed a la indolencia



Hace tiempo que me he convertido en una especie de personaje imaginado por Luis Cernuda, en un náufrago que busca mantenerse a flote mientras sortea el estrecho que separa la Realidad y el Deseo al envite de un océano donde anida el Olvido.
 
© Graffiti
El Olvido es un aprendizaje que empieza con el primer recuerdo. He tenido que aprender a olvidar muchas cosas, entre las que destacan mis sueños oníricos. Me despierto tras haber dormido en la ignorancia de mi Realidad y mi Deseo. Me despierto tranquilo, sin añorar lo soñado y sin temer que ninguna pesadilla cobre vida. Ésa es la ventaja de olvidar tus sueños: empiezas el día sin el desánimo de la decepción.

Sin sufrir la decepción del despertarse, la vigilia de la Realidad se asemeja a la ensoñación del Deseo, con la que acercas lo que quieres a lo que puedes: nada de fantasear con mujeres imposibles en situaciones increíbles, la mirada furtiva de una bibliotecaria aburrida basta para azuzar tu imaginación. Lo improbable sustituye a lo imposible.
Además de recurrir al Olvido, todo buen ensoñador debe acudir al autoengaño; recurso imprescindible para seguir disfrutando del paseo por la vida cuando llega una edad en la que todo camino se convierte en cuesta: sin hijos, ni obligaciones o hipotecas, sólo la ilusión que da la esperanza en lo improbable hace posible que te levantes y afrontes, de nuevo, un día que disfrazas de diferente, cuando es igual que el anterior y resultará calcado al siguiente. El autoengaño requiere un control consciente del subconsciente; eso sí, te prevengo que al recurrir a él te llamarán “inconsciente”.

El consejo que te  doy para el uso del subconsciente, lector joven de corazón, adopta la forma de truco de un ilusionista sobre el escenario de la vida: sácate de la manga un adaptador de recuerdos, para que así la Realidad pasada sustente tus Deseos futuros. La magia de las cosas no está en su valor real, sino en el que le damos; con lo que sácale brillo a lo positivo y ensombrece lo negativo de lo vivido. Después de todo, los recuerdos son meras sumas de percepciones que, como tales, siempre pueden ser perfeccionadas y pasar de vagas sensaciones a estímulos sensacionales.

Si además conviertes una pasión en un antojo, te será más fácil creer que vives a tu capricho. Y “creer” se convierte en “poder” con sólo añadirle el “querer”. Procura mantenerte ocupado, no por amor a la acción y si por miedo a la indolencia. Para ello haz todo lo posible por alcanzar tus sueños, pero hazlo sin prisas, permítete caer en la tentación de curiosear qué hay detrás de una mirada furtiva.

Una vez aprendido lo básico, personalizarás tu conjuro vital. Para evitar decepciones, en pro de agilizar el olvido de lo amargo, yo he aprendido a vivir con el cinturón apretado, a pensar por instinto y a no esperar que en abril haga el tiempo de agosto –pues soy de los que hasta el 15 de mayo no se quitan el sayo–.

Advice for the Young at Heart, by Tears for Fears




"Advice for the Young at Heart" is a song by the British band Tears for Fears, taken from their 1989 album The Seeds of Love. It was released as the third single from the album in February 1990.
The song was written by Roland Orzabal and keyboardist/singer Nicky Holland. The lead vocal was sung by Curt Smith (the only track on the whole The Seeds of Love album that he sang lead vocals on).


From Wikipedia, the free encyclopedia
 

Advice for the young at heart


soon we will be older
when we gonna make it work ?
Too many people living in a secret world
while they play mothers and fathers
we play little boys and girls
when we gonna make it work ?
i could be happy
i could be quite naive
it's only me and my shadows
happy in our make believe
soon...
And with the hounds at bay
i'll call your bluff
cos it would be okay
to walk on tiptoes everyday
And when i think of you and all the love that's due
i'll make a promise, i'll make a stand
cos to these big brown eyes, this comes as no surprise
we've got the whole wide world in our hands

Advice for the young at heart
soon we will be older
when we gonna make it work ?

Love is promise
love is a souvenir
once given
never forgotten, never let it disappear
this could be our last chance
when we gonna make it work ?
working hour is over
And how it makes me weep
cos someone sent my soul to sleep
And when i think of you and all the love that's due
i'll make a promise, i'll make a stand
cos to these big brown eyes, this comes as no surprise
we've got the whole wide world in our hands
Advice for the young at heart
soon we will be older
when we gonna make it work ?
Working hour is over
we can do anyhting that we want
anything that we feel like doing
advice...
             
Fuente: musica.com