Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Oculto a plena vista


Afirman que la mejor manera de ocultar algo es tenerlo a plena vista.

Creo que ratificar lo evidente no conlleva aceptarlo, sino convertirte en rebelde frente a una causa que te martiriza. Si ya estás hasta la coronilla de tu calvicie: ¡rasúrate! No te volverás más atractivo, pero dejarás de sentirte radioactivo frente a las miradas ajenas que se posan sobre tu calvera incipiente.

No hay mejor defensa frente a una inseguridad que un buen autoataque contra tus demonios. Al igual que los mejores chistes sobre judíos los cuentan humoristas ingeniosos hebreos, y no concejales letárgicos de PODEMOS; las mayores burlas sobre la condición de ser calvo, estar avejentado, comportarse de manera obsesiva o comunicarse con lenguaje verborreico las gastamos quienes sufrimos el serlo.

Por fortuna no estoy solo cuando me sube la fiebre del agobio. Siempre hay personas que me trasmitís ánimo y esperanza sin esperar nada a cambio. Como mucho confiaís en que siga haciendo lo que me gusta, en que siga escribiendo. Pese a que algunos no estaís en un buen momento personal, encontraís tiempo para opinar sobre lo que comparto, para trasmitirme interés por mi persona más allá de mi personaje, para ofrecerme vuestra ayuda en momentos en los que la realidad me supera.

Gracias a vosotros concilio un sueño dulce. Sueño que gusto, que caigo bien o soy ingenioso. Embebido en mi ensueño, me vanaglorio de escritor, de articulista incluso de novelista.

Gracias por venir y enloquecer, amigo lector.

13 comentarios:

  1. Hola:
    Como soy consciente de que entre mis “antentoslectores” figuráis personas ajenas a la realidad española, simplemente aclararos que “Podemos” es una formación política, no un grito de ánimo deportivo.

    ResponderEliminar
  2. Nino,
    Es muy cierto lo que dices... a veces el afán por cubrir algo logra el efecto contrario y hace que todas las miras se dirijan hacia esa inseguridad. Por eso no hay cosa mejor que ir de frente con la vida e incluso, en ocasiones, adelantarse a algunos pasos y pases.

    Te dejo mi abrazo siempre cargado de afecto , agradecimiento y luz.

    Abrazo ☆☆☆

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, AtHeNeA:
      Como creo que ya he escrito en este blog, me llevé una gran sorpresa cuando descubrí el problema que tienen muchas personas para decir “No”. Creo que esa dificultad hace que muchas personas acepten ser objeto de burlas que se presentan como bromas cariñosas (aceptar que te llamen “gordito”, “pesada” o “raro”), o que toleren que “sin querer” estos bienintencionados les recuerden sus temores o demonios.
      Yo no soy de esos. No tolero bromas que siento como burlas, ni a generosos públicos que me tratan de manera miserable en privado. Esto hace que muchos desprendidos se refieran am í como un intolerante, un ingrato o un egomaniático. Nunca hago bromas sobre esto.
      Pero sobre los fallos evidentes en mí, sobre esas necesidades de mejora que se reflejan en un espejo o en mis actos, sobre ellas sí que bromeo pues creo que esa actitud me ayuda más a mejorar que el amargarme con mis defectos.
      Gracias, AtHeNeA, por tener siempre palabras de aprecio y muestras de afecto hacia mí.
      Ahora y siempre te deseo lo mejor.

      Eliminar
  3. Está claro que sos buen escritor, que sos un buen articulista.
    Me gustó mucho el relato juevero que escribiste sobre Regina Clamor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Demiurgo:
      Lo que está claro es que eres una persona generosa en tus palabras de aprecio, generosidad que te agradezco, compañero Demiurgo.
      Me gusta gustar, me estimula el saber que los textos que comparto son de agrado de otros que los leéis por placer de lectura y no buscando hacer negocio con sentimientos.
      Admiro tu imaginación, tu perseverancia y tu coherencia. Me parece muy destacable la manera en que has creado ese universo de Hurlingham donde incluso lo causal tiene relevancia.
      Gracias por tu compañía, Demiurgo.

      Eliminar
  4. Hace muchísimos años atrás, tantos que me parece fuera en otra vida, escuché a un actor argentino, muy inteligente, el seños Enrique Pinti, que en uno de sus monólogos decía algo así como que cuando uno comienza a bromear con uno mismo, con sus "defectos" o con esas cosas que no nos gustan tanto de nosotros mismos, es cuando les quitamos el poder... el poder a esos "defectos" de continuar a sabotearnos, y el poder a algún otro de dañarnos por ellos.
    Por eso, como muchas otras veces, estoy muy de acuerdo con vos... sólo en una cosa no coincido... si te estás quedando calvo, ¡rasúrate! y sí te verás más atractivo!! ...jajajajaja!

    Besotes Nino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Alma:
      No sé si en Argentina usáis la expresión “perdonavidas”, una de sus afecciones es para referirse a quien busca notoriedad pública al perdonaren otro un error inexistente.
      Nadie nos tiene que perdonar por ser como somos, se nos acepta o no.

      Esos “perdonavidas” son dados a enumerarte tus defectos, para realzar su magnificencia (su superioridad moral) al perdonártelos e incluso erigirse en una especie de interlocutor entre tú y el resto. Estos perdonavidas suelen contar con prestigio social y ser vistos como aplacadores de demonios ajenos.
      Estos perdonavidas suelen quedar descolocados cuando los rechazas de manera pública y ante su desesperado intento de humillarte al hacer referencia a un rasgo evidente en ti, eres el primero que lo acepta y disfruta.

      Respecto a mi calvicie, no suelo llevar el cráneo rasurado (me da un aspecto violento que acentúa mi lenguaje corporal, ya de por sí muy firme), pero sí muy corto (aunque eso lleve a que, en días como hoy sufra de un molesto resfriado por mi tendencia a caminar cara al viento y sin gorro para frenar las migrañas) ¡Soy un pupas!
      Un fuerte abrazo, querida Alma.

      Eliminar
  5. Tines razón, como diría mi mamá que descansa sus huesitos,para pelos de la perra, pelos de la misma perra. Hay que enfrentar el miedo, con el mismo miedo y a pesar del miedo. UNa de tus simpatías, que a pesar de tus logros y alcances en tu vida literaria, no te vanaglorias. Yo me burlo de mis mismo y de lo escribo. Cuando escribía el el diario El Frente de mi región, una columna, creaba personajes lectores que enviaban cartas a la redacción, para poner en evidencia mis vanidades, que no s la habían porque era un columnista, haciendo críticas y comentarios sobre temas diversos, pero había que crear una barrera que pudiera envanecerme, por tener el privilegio de escribir en un periódico. UN abrazo, Nino. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Carlos:
      Gracias por tu nueva muestra de aprecio.
      El publicar en este blog tiene quizá más de búsqueda de reafirmación personal, que de intento de asentar una vida literaria. Hace muchos años, desde luego ocurrió años antes de que abriera este blog, que acepté que mis limitaciones personales impedían el desarrollo de mi personaje literario, mi ausencia de vanagloria es consecuencia de mi falta de gloria/fama/méritos.
      El publicar en este blog me sirve para maravillarme por la generosidad de vuestras palabras de aprecio; palabras que me trasmiten esperanza y que me protegen frente al desánimo. Necesito escribir para liberarme del caos que me domina. Me sorprende que lo que escribo tenga sentido para otros, me reconforta el no saberme solo. He leído que muchas personas asocian la escritura a un acto de soledad, para mí es un acto de compañía.
      Gracias por tu afecto constante, compañero Carlos.

      Eliminar
  6. La mayor satisfacción es saber que aportas algo positivo... da igual tu imagen, más alto, más gordo o más calvo... si nos tocas y sonreímos... es un privilegio robar así.

    Te felicito por tu reflexión la cual apoyo.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Auroratris:
      El privilegio es el de ser leídos por personas tan generosas como tú, gracias.

      Por otro lado, debo reconocer mi componente narciso/coqueto/hedonista, de ahí que me importe mi aspecto; pues además de que me gusta gustar, considero que al cuidarlo muestro un aprecio hacia las personas que me rodean y les intento transmitir el efecto beneficioso que en mí tiene su compañía.
      Feliz tarde, Auroratris.

      Eliminar
  7. El problema no es decir NO o decir SÍ (creo yo) sino hacerse valer sin hacer daño, pidiendo el mismo respeto que al igual manifestamos.
    Pero la sociedad es intransigente por costumbre y (como tú siempre argumentas), castiga al diferente. Ser corderos ya no sirve, por fuerza hay que defenderse y marcar el territorio, y si es necesario, como un lobo estepario. “Cuando un hombre está muy triste porque se da cuenta de cómo es todo, entonces se parece un poco a un animal".
    Aportas razonamientos a esta convivencia o des-convivencia en la que andamos inmensos, viviendo.
    Feliz domingo y ¡salud! Se te ve bien, je, junto a esa sonrisa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Clarisa:
      Como bien escribes, nunca pensé que el responder a una petición con un “No” o con un “Sí” fuera un problema (de hecho yo recibo muchos “noes” a mis propuestas, pero debe de ser que me relaciono con venusianas y no con terráqueas, je je) Pero, de repente, empecé a leer sobre la necesidad de aprender a decir “no” y fue algo que me sorprendió, ya que (y ahora fuera de toda broma) nuestra sociedad es bastante insolidaria aunque se presente como muy humanitaria. Basta con ver cómo convertimos en invisibles a las personas que mendigan en la calle y a las que no correspondemos en su saludo de “Buenos días”.
      Ser “diferente” es admirado en los personajes de ficción (muchos de ellos son inadaptados o desarraigados –idealistas, soñadores, románticos…–) y envidiado en los ricachones (a los que se califica de “extravagantes”); por el contrario, cuando el “diferente” es uno de nuestros iguales lo tratamos como si fuera un “extra vago” y eso si no tiene la mala suerte de pertenecer a alguna minoría a la que sea fácil ridiculizar o machacar.
      Sin ser ningún lobo, sólo me comporto como un cordero cuando sufro violencia o para evitar que a otros los violenten. Me pintan de “borrego” por mi comportarme como una cabra loca, pero sólo admito que me pastoree el cariño.
      Disculpa, Clarisa, creo que mi correspondencia a tu comentario se está plasmando en un tono alocado. Llevo toda la tarde escribiendo en inglés y tengo la cabeza llena de imágenes que no he sabido traducir en palabras. Voy a salir al frío y al viento, necesito airear mi ánimo.
      Feliz tarde/noche a ti y a los tuyos.
      Un abrazo, Clarisa.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.